La historia nunca contada del esperancino Mariano Gómez jugando para Colón

«Nosotros lo vimos a Mariano Gómez en El Valesanito 2010, en el mes de noviembre. Yo estaba a cargo de la detección de jugadores en Colón, junto con el profe Federico Della Croce y Matías Gangoso. De entrada, nos sorprendió, no sólo Mariano atrás sino un «9» de apellido Schurrer (N. de R.: hoy delantero en la Liga Esperancina). Fueron los dos jugadores que vimos para traer a Colón desde San Lorenzo de Esperanza. Contactamos a la familia y lo invitamos a jugar para Colón varios torneos. Pero no llegamos a ficharlo cuando volvimos de Madrid y ahí se lo llevó Unión». El testimonio revelador es de alguien que «ojeó», en la Era Rubén Rossi, a la mayoría de los chicos que llegaron a Primera con la sangre y luto: Gustavo Marín.

Esa decisión de invitar a Mariano Gómez a jugar con la camiseta de Colón fue para varios torneos, entre ellos uno que organizó el club Cosmos (ver aparte, porque le hizo un gol a Unión con la camiseta de Colón) y el famoso «Mundialito de La Serenísima», cuyas finales se llevaron a cabo en el mes de octubre de 2011 en Madrid, casualmente una ciudad a la cual ahora Mariano Gómez volverá como jugador profesional, ya que Unión aceptó en las últimas horas transferirlo al Atlético de Madrid en unos 300.000 euros por una parte de la ficha y con varias opciones de compra a futuro, atado a un contrato salarial de cuatro temporadas y una cláusula de salida fijada en 50 millones de euros en modo blindaje europeo.

En las fotos inéditas (nunca publicadas, obviamente), a las que accedió El Litoral, se puede ver a Mariano Gómez con varios de los jugadores que hoy están en el plantel profesional de Colón en Primera División y que son categoría ’99: Tomás Chancalay, Eric Meza y Tomás Sandoval, entre otros.

Esos partidos, en octubre de 2011, se jugaron en la Ciudad deportiva Valle de las Cañas (Pozuelo de Alarcón) y las finales en el mismo estadio Santiago Bernabeu del Real Madrid con Zinedine Zidane como Embajador . «Pasa que esa ’99 de Colón jugó con la camiseta de la Selección Argentina porque se le daba forma de Mundialito; entonces cada equipo usaba los colores de su país», recuerda el detector de talentos de Colón, Gustavo Marín, en charla con El Litoral.

De esa camada, además de Chancalay, Sandoval y Eric Meza, los jugadores de Colón que fueron compañeros del hoy tatengue Mariano Gómez fueron: Pedro Olmedo (un «10» que la rompía), Agustín Sosa, Pablo Fernández (arquero), Caligaro, Juanjo Gómez, Tomi Müller, Conrado Bussi, un lateral de apellido Robles y el otro chico de San Lorenzo de Esperanza: un «9» de apellido Schurrer. «También fue Juan Inderkumer a Madrid, un chico con el que pasó lo mismo que con Mariano Gómez: Colón no lo fichó y se fue a Vélez», recuerdan. Era la pre-novena de AFA, con un dato de color: se quedó afuera de la lista y no viajó a Madrid el hoy «4» de la Primera de Colón: Alex Vigo, «porque en inferiores siempre estaba debajo de Eric Meza».

«Todo el mérito es de Trionfini»

¿De qué manera Mariano Gómez, que juega en Madrid para Colón un Mundialito, termina siendo jugador de Unión, hoy transferido al Atlético de Madrid?. «Llegamos de Madrid, dejamos pasar unos días y fuimos a Esperanza a hablar con el padre de Mariano para ficharlo por Colón y nos encontramos con la sorpresa», cuentan los buscadores de talentos del sabalero en ese 2011.

«Como ustedes no llamaron, vino Trionfini y fichamos para Unión», fue la respuesta en su casa de Esperanza del padre del zaguero. En realidad Trionfini, nacido allí, también lo había visto a Mariano Gómez por sus condiciones. Aprovechó ese «descuido» de Colón y lo fichó para el Tate.

«En el mes de diciembre de 2011 voy a hablar con el padre de Mariano: Unión le ofrece pensión completa, pero le da un plazo de una semana para confirmar porque había que presentar la lista en AFA. Antes de las fiestas, viene el padre va a mi casa con Mariano y me confirman que va a jugar en Unión», recuerda Alejandro Trionfini en charla con este diario desde el Caribe, donde tiene un ambicioso proyecto para detectar talentos en República Dominicana.

En ese tiempo, Unión dejó en claro las condiciones con Mariano Gómez: pensión completa, el colegio y las obligaciones. «Siempre estuvo presente la familia, la verdad 100 puntos. Es un chico extraordinario, que se merece todo lo lindo que le pasó en Ibiza y lo que vendrá en Madrid. Hablamos seguido, no sólo con él, sino con casi todos los chicos a los que ayudamos o intentamos ayudar cuando estuvimos en Unión», agrega Alejandro Trionfini, ex coordinador de todo el fútbol menor de Unión.

«¿La verdad?…Fue una avivada de Trionfini, nos ganó de mano con Mariano Gómez y se lo llevó a Unión. Hay muchas historias como éstas, pasó lo mismo con Eric Meza pero al revés: era de Unión y está en Colón», admite una fuente sabalera que prefiere el anonimato en la charla con El Litoral.

En ese tiempo «no fichado», con la camiseta de Colón le hizo un gol a Unión en una final de un torneo que organizaba el Cosmos en la Liga Santafesina. Luego, «ya fichado» para Unión, le hizo el cuarto gol a Colón de un 4-0 en reserva de AFA. Por estas horas, el pibito que Unión le «robó» a Colón está llegando a Madrid, igual que en ese octubre de 2011 donde jugó el «Mundialito de La Serenísima» para la ’99 de los sabaleros, al lado de Chancalay, Sandoval y Eric Meza. Ahora, Mariano ya es jugador de Unión. En realidad, Gómez ya es fichaje del Atlético de Madrid, el equipo del «Cholo» Simeone, que le dará rodaje en su equipo filial en el ascenso de España.

«Le hizo un gol a Unión jugando para Colón»

En ese trayecto, desde el mismo momento que Colón «lo descubre» en la edición 2010 de tradicional torneo llamado «El Valesanito», los sabaleros lo invitaban a Mariano Gómez (hoy jugador profesional de Unión transferido al Atlético de Madrid) para jugar los distintos torneos que se organizaban para esas edades (entre los 10 y los 12 años).

Y así como luego jugaría la «Danone Nations Cup» en Madrid para Colón, la realidad es que hay una apostilla mucho más importante que nunca nadie publicó. «No eran épocas de celulares ni de redes sociales, apenas los padres de los chicos eran los testigos de este tipo de torneos», recuerdan.

El Club Cosmos de Santa Fe, por esos años (2010/2011), organizaba los torneos infantiles y en esa ’99 llegan Colón-Unión a la final. «El partido estaba empatado y se terminaba. Hasta que tiran la pelota al área de Unión, aparece un flaco y la mete. Se le fueron todos encima a festejar. El autor del gol de Colón contra Unión, sobre la hora, era el pibe nuevo de Esperanza». Ese chico se llamaba Mariano Gómez.

El lunes 3 de septiembre de 2018 se jugó el clásico oficial de reserva en la cancha de Colón y ese día Mariano Gómez se anotó en la red: marcó el cuarto del 4-0 final a favor del Tate en el Cementerio de los Elefantes. Los otros goles rojiblancos fueron de Augusto Lotti (había venido desde Racing) y un doblete de Nico Andereggen.

Esa mañana, el dueño de casa (Colón) alistó a: Hass; Vigo, Garcés, Fugas, Meza; Chávez, Zuculini, Moschion, Chancalay. Sandoval, Zurbriggen.

En el caso del «Tate» lo hizo con: Velázquez; Blasi, Mariano Gómez, Calderón, Godoy; González, Caballo, Britos, Rios; Lotti y Andereggen.

Victorio, el «Choclo» y el «Turco» Alí

No hay demasiados antecedentes de «ventas directas» de Unión a clubes de España, como ésta del zaguero Mariano Gómez al Atlético de Madrid para jugar en su equipo filial. En el año 1975, luego de ser figura en ese equipazo del «Toto» Juan Carlos Lorenzo, Unión transfiere a Victorio Niclás Cocco al Deportivo La Coruña de España: juega un temporada y al otro año vuelve al fútbol argentino para jugar en River.

El segundo caso es el del goleador histórico de Unión en Primera División: el «Turco» Fernando Husef Alí que en 1981 es vendido al Real Valladolid de España, transferencia que significó además de dinero una gira del Tate en tierras españolas. Finalmente, al año siguiente, la venta directa de Unión del «Choclo» Oscar Sabino Regenhardt que pasa al Málaga de España en 1982.

Tres más del “Santo”

Además de Mariano Gómez, por cuya transferencia San Lorenzo de Esperanza debe recibir el 15 por ciento por «convenio firmado» con Unión de Santa Fe hace varios años, hay tres chicos más de ese club en el Tate: Bucca, Cavallo y Bologna. Ahora, Unión cambió la política: sólo cede el 8 por ciento para pases en el país y el 10 por ciento para fichajes al exterior.

Fuente: El Litoral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *