Otro Lesman sueña con jugar en Primera y asoma en Colón

Todos nacemos con sueños o a medida que crecemos construimos nuevos anhelos y trabajamos para llegar a ellos. El objetivo de cualquier pibe que corre detrás de una pelota es poder transportar aquellas risueñas historias de potreros y plazas a un estadio de fútbol profesional para sentir que llega tan alto hasta acariciar la gloria con las manos. Nota entera en la edición papel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *