Primero con un machete y luego a los tiros, locura en las calles

Cuestiones de índole familiar y pasional desencadenaron una cacería humana que empezó antes del mediodía con un salvaje ataque y siguió a la tarde con varios disparos de arma de fuego que de milagro no causaron una tragedia. Quiénes son los involucrados. Nota entera en la edición papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *