Linda historia: jugó con los botines de Emiliano Sala y anotó un gol en la final de Liga Esperancina

A casi tres años de su trágica muerte, Emiliano Sala sigue dando alegrías a su pueblo natal. Sus botines, aunque parezca increíble, ayudaron a que San Martín de Progreso se consagre campeón de la Liga Esperancina de Fútbol.

Tras los festejos, integrantes del equipo campeón revelaron que uno de los goleadores del equipo utilizó los botines que antes le pertenecían al exjugador del Nantes, Bordeaux, entre otros.

Seis meses antes de que ocurra la tragedia que terminó con la vida del delantero, Omar y Martín Molteni –amigos de toda la vida de Sala- visitaron al jugador en Francia y este les regaló un par de botines para que los use Mauricio Molteni, quien juega en San Martín de Progreso.

Tras la muerte del jugador, los botines quedaron guardados durante años hasta las últimas semanas, cuando el equipo del pueblo quedó a las puertas de consagrarse campeón de la Liga Esperancina.

Este 2021, Mauricio volvió a jugar en el equipo del pueblo y decidió usar aquel regalo que le había enviado su amigo. En octavos de final anotó un gol contra Sarmiento de Humboldt y ya se convirtieron en cábala. En la final, contra Santa Clara, Molteni marcó en la definición por penales y aportó para que San Martín diera la vuelta olímpica con una camiseta con los colores del Nantes, club donde Emiliano Sala es ídolo.

“Esos botines me los mandó Emiliano cuando mi papá y mi hermano fueron a visitarlo. Eso ocurrió seis meses antes del accidente”, relató Mauricio Molteni. Y agregó: “Los usé por primera vez y marqué el segundo gol en octavos de final. De ahí no me los saqué más. Es una forma de homenajear al amigo que lamentablemente ya no está. Aunque te digo algo, nosotros lo sentimos presente”, agregó.

A pesar de que el rojo y el negro son los colores característicos del club, con motivo de haber alcanzado la final de la Liga Esperancina, el club en donde Emiliano Sala jugó sus primeros partidos modificó su camiseta en honor al exdelantero del Nantes de Francia.

San Martín de Progreso se consagró campeón del Torneo Absoluto de aquel torneo regional utilizando justamente los colores del club francés. Con sus botines y los colores del club del cual es ídolo, Sala sigue presente en la vida de todo Progreso.