Primero con un machete y luego a los tiros, locura en las calles

Cuestiones de índole familiar y pasional desencadenaron una cacería humana que empezó antes del mediodía con un salvaje ataque y siguió a la tarde con varios disparos de arma de fuego que de milagro no causaron una tragedia. Quiénes son los involucrados. Nota entera en la edición papel.