Profundo dolor ante la muerte de una conocida persona relacionada al sistema de salud

José Luis López, querido chofer del Servicio de Emergencias y Traslados 107 y hasta hace poco tiempo uno de los dueños de BEM Emergencias, perdió la vida de manera repentina.
El trabajador de la salud fue a jugar al fútbol con sus compañeros, se descompensó y murió repentinamente camino al hospital pese al esfuerzo de los médicos.
Su partida produce un profundo dolor, no solo en el 107 y BEM, sino en toda la comunidad sanitaria de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *