Una patada en Liga Esperancina lo dejó al borde la muerte, la madre relata el calvario que padece

Juan Pablo Vilte de 17 años, jugaba el clásico con la quinta división de su club, Belgrano de Sa Pereira ante Santa Clara, por una fecha más de la Liga Esperancina que de disputó hace un mes.

Todo transcurría por los carriles normales, pero tras un penal que atajó el arquero de Santa Clara, se armó un tumulto y un jugador terminó lesionado con una patada en la cabeza. Ese jugador era Juan Pablo Vilte. Inmediatamente fue trasladado a un sanatorio privado de Santo Tomé, donde, luego de las atenciones correspondientes, quedó fuera de peligro.

Ese día, su mamá, Romina Savorgnani de 44 años, estaba en Buenos Aires en casa de su hijo mayor. Allí fue donde recibió el llamado con la tremenda noticia.

Desde Capital Federal, Romina intentaba comunicarse con el entrenador, pero no obtenía respuesta. Lo mismo ocurrió cuando escribió en el grupo de Whatsapp: solo algunas respuestas que no decían nada, y luego, a otra cosa.

Según la familia del jugador, el primer mensaje recién dos días después del suceso, como si nada hubiera sucedido, era el aviso del DT del equipo, que la “8va tenía entrenamiento a las 18”.

“El presidente del club, Rodrigo González, tampoco reaccionó como debía, no apareció en el momento indicado. Solo un audio tres días después disculpándose que no se pudo comunicar antes por cuestiones laborales”, según indicaron los familiares.

Juan Pablo estuvo 9 días internado. Lo vieron 4 neurólogos. Desde hace un mes, son incontables la cantidad de estudios que debió hacerse. Está con mareos, vértigo y dolores de cabeza desde el 27 de septiembre. Día por medio va a rehabilitarse.

Desde los 13 años que es pupilo en “El Cantón”, la Escuela Agrotécnica N.º 299 de Sa Pereira.

Ahora, hace un mes que no puede ir. Y todavía no sabe cuándo podrá retomar porque tiene muchos estudios pendientes aún. Solo por citar un ejemplo, el próximo lunes 1° de noviembre, se tiene que hacer tres estudios de la vista.

También en su momento, Savorgnani realizó la denuncia correspondiente al agresor.

Además sigue denunciando “la inacción del club”.

Fuente: El Litoral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *